jueves, marzo 09, 2006

Ícara















¿Seré como Ícara que quiso volar tan alto que las alas se fundieron y caí irremediablemente al suelo?

!Que honda melancolia....!

No me vale el recuerdo, cuando miro hacía atrás temo convertirme en estatua de sal, entonces si, bella, blanca, atrapada, que se disuelve lentamente con las lagrimas

7 comentarios:

Lila Magritte dijo...

Ni Ícara ni estatua de sal. El tiempo necesita tiempo para ordenar los vaivenes del corazón.

Abrazos.

Fortunata dijo...

!Qué linda! Gracias Lila

Qymera dijo...

Le he dedicado un texto a mentecato y a usted, únicos lectores de mi blog. Dese la vuelta cuando pueda. Visito de continuo su blog, no crea que he desaparecido. Disfruto mucho de su arte. Lo único que me está faltando es una tasita de café. ¿Tendrá por ahi?

Fortunata dijo...

¿cual es su favorito? venga a verme y platicaremos un poquito

mentecato dijo...

Querida Fortunata: De igual modo, hay demonios tecnológicos, al parecer, que no me permiten entrar a tu blog directamente, pero lo hago a través de la variante desde otro blog. En este caso, el de nuestro anfitrión y coronador Armano.

Un abrazo.

jucar dijo...

Deja que esa melancolía se disuelva también y mira hacia adelante, pero sobre todo, no dejes de volar.

Qymera dijo...

Le dejo mi mail por si quiere platicar sobre cafes, amores y presentes: armayasan@yahoo.com