sábado, julio 15, 2006

Cuando vengas

Cuando vengas
Llega al final de mi misma
Desbarátame entera

Investiga en los rincones
Donde guardo los misterios
Ahonda en los resquicios
Desalojando
Las sombras de su reino

No te detengas
Si empiezas
Por el crujir de los goznes
O las astillas de mis huesos

Adéntrate sin miedo
Hunde tu espada
Corta
Arrebata de mi pecho
Suspiros de clemencia

No cejes
Sigue
Avanza
Penetra en la espesura
No dejes que te asusten
Los gritos
De la sangre alborotada

Taja
Siega
Devasta
Todo lo que se interponga
En el camino

Llega a mi YO
Desnudo
De sombras
De carne
De palabras

Y entrégate TÚ
Desvestido también
De versos
De materia
De sueños

TU-YO
Unidos
Hasta el quebrar del alba

Imagen: Modigliani


13 comentarios:

IGNACIO dijo...

Cuando vengas quítate la ropa, desnúdate el alma, y ama.
Ama intensamente hasta que se rompa el alba.
Precioso post.

Colombine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Colombine dijo...

sopla el viento de levante en el estrecho. se ha levantado tarde,
con el cuello envarado. lee el poema
y piensa en este calor y en este viento que nubla la razón y aviva los deseos.

no irá a la playa que hoy se habrá llenado de gente .

ha visto a esa mujer tendida sobre un fondo rojo . ha reconocido el óvalo perfecto de su rostro , el pelo negro y espeso ,los ojos pequeños y alargados , los pechos sonrosados , generosos , los muslos que se cierran hasta esconder el vientre.

no se ha imaginado a sí mismo como espada sino como susurro o brisa que hoy recorre la vasta superficie

y refresca la piel
y calma los deseos
y hace olvidar por un momento el levante tenaz.

3:02 PM

Fortunata dijo...

La espada del Amor que libera el alma de todas sus ataduras y permite encontrarse con el amado tambien liberado por el amor de ella.
¿Eran sus susurros de amor o solo brisa que calma el deseo y el tedio de una tarde de verano?

Rodolfo N dijo...

Una hermosa forma de quebrar el alba...
Cariños.

Colombine dijo...

creo que no lo sabe.

el dolor en el cuello , el calor y el levante y esta extraña lejanía del teclado lo confunden.

no es tedio. lee , escribe , recorre sin parar imagenes y libros. sueña, recuerda , imagina febril otra habitación posible en la ciudad vacía .

paulina y marco dijo...

Hermosas líneas, preciosas palabras... Muchos más debieran desnudar así el alma frente al ciberespacio y luego frente al espacio que nos está rodeando (o nos tiene rodeados)...

Besos desde nuestro PurpleBlog, el blog del amor de nosotros dos

Pau y Marco

Ana María Fuster dijo...

intenso, bello, a flor de piel, muy hermoso

Ana María Fuster dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fortunata dijo...

Será mejor que espere a que se calme el viento del levante, el cuello recobre el movimiento,y la razón se aclare. Quizá mas tarde pueda discernir que hay mas allá de deseo.

Lila Magritte dijo...

Qué calor me ha dado. La pantalla y mi razón se nublan. El teclado se derrite como un reloj de Dalí. Debo volver a casa antes de que caiga la noche sobre mis ojos.

Qymera dijo...

Fortunata, bello poema encumbrado en la cima de la soledad. ¿Qué es un Yo sin un Otro?

angel dijo...

Desembarco por vez primera, de la mano del azar, en esta playa y en este poema desnudo, como la imagen que Amedeo recogió de entre esa atmósfera parisina siempre actual y viva. Un gusto recorrer tus espacios.


saludos....