lunes, octubre 09, 2006

La visita














Un golpe de viento

Abre la ventana de mi cuarto
Un estremecimiento de invierno
Invade los rincones a su paso

No temas, dices,
Soy yo que vengo

Nevado de julio y de agosto
Aun recubierto
De la escarcha de septiembre

A calentarme
En la hoguera de tu lecho
Con las brasas de tus besos
Con los rescoldos de tu pecho
A pasar la noche
Abrazado a tu cuerpo.

Imagen: "El abrazo" G. Klimt

13 comentarios:

Mauro dijo...

Llegas de improviso,
deslizándote entre cipreses,
acurrucada entre las briznas de pasto que dibujan tu nombre esculpido en la tierra soleada.

Traes la aurora en tus brazos,
y brilla cada palabra dibujada en tu boca
El silencio se borda en cada huella tuya
Se apaga el tiempo
Termina la espera
Todo esta dicho, simplemente ya has llegado.

Colombine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Colombine dijo...

has llegado después de días de silencio /recien llegada de un viaje / vuelves con las manos y los labios llenos / de calor y palabras / de risas y de flores que inundan de luz y de color este cuarto / y espantan la tristeza.

Noa- dijo...

A calentarme en el rescoldo de tu cuerpo.

Saludos

antona dijo...

A calentarme
En la hoguera de tu lecho
Con las brasas de tus besos

Buena idea ahora que se aproxima el otoño.Buena semana
salu2

Marga dijo...

Con la calidez que provoca una llegada inesperada y una noche sin cenizas...

Besosssss de Klimt

calanda dijo...

...mmmm, me acurrucaré esperando su llegada, nevado de viento, desnudo de invierno...Un beso

Darilea dijo...

Bellisimo fortunata.

Amor dijo...

¿Abrazado o abrazada? Supongo que es una errata. Muchísimas gracis por tu apoyo en mi blog, Fortu. Eres una amiga, y si no lo eres me encantaría que lo fueras más adelante. Un abrazo enorme, de
Amor

Qymera dijo...

El abrazo es un puente entre dos soledades. El encuentro nunca pierde su vigencia, al contrario, cada vez es más rescatado del rincón del aislamiento. Gracias por tus letras amiga, que fluyen tibias cuando la sangre se enfría.

grandchester dijo...

Yo sé que caminé y temblabas.
Yo sé que entré en el lecho.
Yo sé de ese deseo...
Yo sé como suenan los tejidos
cuando el dulce almíbar sangra.

Lila Magritte dijo...

Una visita inesperada que promete abrir de par en par las puertas de la noche con su soplo.

IGNACIO dijo...

Apasionado el encuentro
que enciende hogueras
despeja ausencias
y se queda en tu lecho.

Exquisita simplemente tu composición.
Bs.