lunes, julio 23, 2007

Hubo un tiempo....

Hubo un tiempo

En que los ojos miraban a los ojos

Las noches estaban iluminadas por luciérnagas

Un tiempo amable de brisa cálida

Las dentaduras brillaban como nácar sobre la arena

Días dorados como rostros de niños

Con las bendiciones de todas las comadres en la frente

Días alegres sin noches despreocupados

Como campanillas de cristal

De pies descalzos y abrazos descubiertos

Días de espuma y agua de mar

Que parecían no tener final

12 comentarios:

Adriana dijo...

Hola...Me llamo Adriana.Soy de Venezuela...He quedado evuelta por la profundidad de las palabras de tu blog...No sé quién eres,de dónde...Y tal vez no sea tan importante...Solo es relevante que eres una de las pocas almas profundas e intensas que se mueven en este mundo tan lleno de cosas vanas y superfluas...Que tengas un día agradable...

Bohemia dijo...

Veranos larguisiiiiiiiimos...
eteeeeeernos...

Que tiempos...

BSS

Esther Hhhh dijo...

Yo también echo de menos los días en que era feliz, cuando tenía lo que siempre había soñado... que poco duran los sueños a veces, Fortu...

Besos

Esther Hhhh dijo...

Fortu, creo que ya te dije que me plagiaron el blog y he tenido que limitar la entrada. Ahora sólo puede entrar quien tiene permiso. No es una medida que me guste, pero tampoco me apetece que nadie me copie mis textos. Me gustaría que pudieras seguir entrando, si lo deseas, pero para ello necesito que me envies un email y así enviarte la invitación.
Mi email es:
paraules@ono.com

Un beso, y siento la incomodidad

TOROSALVAJE dijo...

Estaba pensando que el otro día posteé EL TIEMPO INGRATO, y que tanto aquí como allí hablamos de lo mismo, pero tú desde la parte alegre y yo de la triste.

Supongo que eso explica muchas cosas de mí.

Hermoso poema.

Besos.

Isabel Romana dijo...

Maravilloso paisaje de la infancia. Sin embargo, no lo añoro. Pasé a despedirme, me tomo unos días de vacaciones. Besos y hasta pronto.

Noa- dijo...

Siempre hubo un tiempo para esos días de espuma y esperemos que siempre lo haya.

Saludos

IGNACIO dijo...

Comienzas en pretérito y en presente, lo recuerdo, la mayor parte de mi juventud, muy gratamente.

Gracias Fortunata, por transportame.
Besos.

Jesús dijo...

Los días dorados de la infancia que a veces se cubren de neblina y se ocultan ante la infelicidad y el egoismo. Donde estás aun caben vivencias espontaneas al lado de panzas chamuscadas por el sol?
Apura tus días. Besos

Darilea dijo...

Real hubo un tiempo...
Un día hubo un tiempo coloreado de familias.
Besitos.

Margot dijo...

Hubo un tiempo pero nadie dice que no volviera... por lo visto estos días tuyos lo han hecho, eh?

Besossssssss, comadre!

Therese Bovary dijo...

Fabuloso!!!!