domingo, agosto 03, 2008

La Serpiente

Las serpientes pueden ser de dos clases. Venenosas o constrictoras. Si son venenosas matan con un beso. Si son constrictoras, con un abrazo. Las primeras no son mas que boca, Las segundas sólo brazo. Pero matan siempre con un gesto de amor.
(“Eleazar” Michel Tournier)


No soy Eva
Soy la serpiente que tentó a Eva

Soy la serpiente que tentó a Eva
A hincar los dientes

A hincar los dientes
en la piel tersa

En la piel tersa
En la carne jugosa

En la carne jugosa
Con la boca sedienta

Con la boca sedienta
ofrecerle un bocado

Ofrecerle un bocado
A Adán

A Adán
Que la miraba

Con los ojos desorbitados
Con los labios húmedos
Con el cuerpo anhelante
Con el sexo dispuesto

Con el sexo dispuesto
A clavarse en la carne


Imagen. "Adan y Eva"Mabuse


10 comentarios:

Margot dijo...

Plas, plas...

Me encantó el ritmo del poema, Fortu, mucho!

extranjera dijo...

Muy, muy bueno !!!! Me gustó mucho la imágen, acompaña bien lo que has escrito.- Un abrazo !!!

Rodolfo N dijo...

Ardiente y pasional tus letras recrean una bella imágen de un beso y un abrazo...
Besos, amiga

Esther Hhhh dijo...

Nunca lo había pensado, pero es cierto, las serpientes matan con un gesto de amor...

Por cierto, me ha gustado este poema, aunque nunca me he creído la supuesta inocencia de Adán...

Besitos

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Habrá que tener cuidado con las bocas y los brazos no resulten ser de serpiente

Bohemia dijo...

Nunca le había visto ese punto tan romántico a la serpiente...nunca lo había visto así pero...me encantó!!!

BSS

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Pues comparto lo que dice Bohemia. Nunca había pensado así en las serpientes. Besos y abrazos traicioneros de la serpiente. La pobre vaya fama que se lleva.
Precioso el texto.
Besos envenenados, pero de magia y rosas.

Colombine dijo...

ummmm la serpiente
boca y abrazo

aprieta e hipnptiza
,besa , constriñe
nos deja su veneno

es cierto
pude parecer un acto de amor
se entrega y esclaviza

Dea dijo...

Hola , mi gustas el texto, y mucho más el imagen.

ybris dijo...

Pues adelante.
Todos serpientes.
Sobre todo en esa deliciosa tentación que suscita en Adán el deseo más penetrante.

Besos.