viernes, marzo 27, 2009

La Rosa



Aquí está la copa
El cáliz de mis pétalos
Dentro está el néctar
Es dulce y salobre


La libélula
la rozó apenas con sus alas
Alargó su lengua
Y sorbió una gota
Después salió volando
Hizo lo mismo la mariposa
El saltamontes
Y la amantis religiosa

Fueron pasando casi todos los insectos
Cada uno llevaba en su lengua una única gota

!Estoy vacía y sola!
.
Entonces recordó

El roce de las alas
El tacto de la lengua
El brillo del polen
...

Al alba el rocío llovió sobre la rosa


Imagen: G. O´Keefee

4 comentarios:

ybris dijo...

Rosa plena la tuya.
Néctar, vuelos...
Quizás acabe vaciándose pero siempre quedará abierta al rocío.

Nunca te falten rosas así, amiga.

Besos.

Esther Hhhh dijo...

Hola Fortu, querida, pues mira, que como me diste dos premios, yo te he pasado uno, pero a este blog, jejeje... Lo tienes en mi blog para recoger...

Besitossss

Qymera dijo...

Dar y recibir: hermoso balance que no siempre logramos, pero, cuando se trata de belleza, no hay pérdida que sea dolorosa. Hermosa imagen has construído aquí querida amiga. Un abrazo.

Therese Bovary dijo...

Precioso poema, amiga bella y querida.

Besos y hasta la próxima