sábado, mayo 09, 2009

Una cucharada de azúcar !Por favor!


El té es amargo
el café recalentado
las confituras insípidas
el vino ácido

Cuando tú no estás
a mi vida le falta la dulzura


Imagen: P. Bonnard

10 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Sí, todo se transforma cuando nuestro amor no está. Besitos, guapa.

TriniReina dijo...

Algo así como descafeínada...

Saludos

Lila Magritte dijo...

Mmmmmmmmmmmmm

es verdad, cuando el amor es inmenso suele suceder que el escenario se vea pequeño.

Besos, querida.

Therese Bovary dijo...

Precioso!!!

Therese Bovary dijo...

Sí, Fortu, corre a la Iglesia, a lavarte la boca con agua bendita para borrar esos besos que un día te diera esa boca maldita.

Ojalá puedas ir a la Mezquita, esa es mejor, la de la Fuente donde nos fotografió el francés...
Vuela, pájaro azul

Esther Hhhh dijo...

¿Por qué será que de repente me acordé de Mary Poppins?...
"Con un poco de azúcar esa pildora que os dan,
la píldora que os dan...
pasará mejor.
Si hay un poco de azúcar,
esa pídora que os dan satisfechos tomaréis

Bohemia dijo...

Que tierna...que dulce suenas a pesar de la falta de azucar...en sus ausencias...edulcorante!!!

Bss

Darilea dijo...

Azúcar, para el amor sin duda, aunque nos sobre algún kilo.
Besitos.

Ermitaño dijo...

Cuando no este quien... La curiosidad me correa la espina dorsal, mi neurona fallece en sinapsis profundas ...
Decidme quien ¿Quien?

Ermitaño dijo...

Uhmm, y habeis ido a la mezquita como sugirio Therese...