domingo, octubre 11, 2009

Dejadme soñar



Dejadme soñar
Qué nadie me despierte

En el perchero el vestido
De dueña de la casa

La cofia de doncella
mandil de cocinera
los coches de bebés
Las gafas de maestra

Quiero ponerme las alas
De campanilla enamorada
Y volar volar volar
Volar hasta su casa

Imagen: Coubert

3 comentarios:

ybris dijo...

Alas perfectas de los sueños.
Volemos.

Besos.

ángel dijo...

Bello poema que ennumera la cotidianaidad desde donde el poema alza el vuelo.

Un gusto recorrer tu casa.


Saludos...

lila dijo...

Hay que despegar de la tierra y volar hacia el amor. La poesía provee de poderosas alas.


Besos, Fortu.