viernes, septiembre 03, 2010

Corazón

Tego por corazón una pecera llena de estrellas de mar y peces multicolores.
Sucede, no muy frecuente, que un pez quiera devorar a otros. Entonces hay que sacarlo.
Lo mas difícil de todo es mantener el nivel de agua necesario. Y más en estos tiempos de sequía.

.

4 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Cuidado con las taquicardias :)
Un abrazo de peces de colores

Isabel Romana dijo...

El corazón es un órgano demasiado sensible para dejarlo a los juegos o los apetitos de los peces.
Un abrazo muy fuerte y un vasito de agua...

S. M. L. dijo...

Difícil tarea, sacar peces que se obstinan por seguir en la pecera. Por lo general resbalan de las manos.
Suerte en tu tarea...
D.

இலை Bohemia இலை dijo...

que entrada m´´as bonita, me identifico con ese universo que pintas o sumerges...glup, glup

Bss