lunes, noviembre 08, 2010

Otoño

sopla el viento
el aire despoja a los arboles de sus hojas...
un otoño más en el ciclo de las estaciones

fiestas de castañas asadas
de manzanas caramelizadas
de paraguas y bufandas

la matanza del cerdo
las aceitunas aliñadas

la tarde que se acorta

y otra vez
la melancolía de la ausencia
y mi asombro




4 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Como puede traer el otoño tanta melancolía, verdad? es un sentimiento tan triste y bello a partes iguales...
Muy bonito Fortunata... Abrazos!

Isabel Romana dijo...

El otoño nos trae, a la vez, recuerdos de la infancia y presagios de la vejez. Besos, querida amiga.

Rodolfo N dijo...

Bonito y nelancólico...
Me recuerda a una canción:

"igual que caen las hojas
mi vida se deshoja..
en este otoño que llegó sin piedad.
No llores vida mía,
aún queda nuestro amor
mas fuerte que el otoño y su canción..."

Besos

ybris dijo...

Curiosa la melancolía que suscita el otoño.
Somos seres extraños en cuanto los días se acortan o las hojas -algunas- caen, el frío llega...
Aunque vengan las uvas las castañas, las setas o las manzanas.
A mí este tiempo y su paisaje me encanta.

Besos.