miércoles, febrero 08, 2006

La calma

Después de la tormenta viene la calma.El rocío que bañaba tu piel ha humedecido la mía. Los dos astros, Sol y Luna, brillaban incandescentes en el cielo al llegar el ocaso del día.La dulzura de disfrutar cada instante sin preguntas me ha invadido.
Una parte de ti mas sutil que el viento me esta penetrando, ya no ofrezco resistencia,seria inútil.Te deslizas por todos los orificios que encuentras, acallas todos los murmullos de mis aguas, aquietas el batir de mis entrañas. No hay sentido que no sepa de ti, te huelo, te saboreo,te veo y te oigo, cada celula de mi piel puede revelar tus secretos.
Noto el flujo de las mareas que nos mece, estamos a su merced y eso nos gusta
Ven, descansa en mi regazo, apoya tu cabeza en mi seno, duerme un rato mecido por el latir de mi corazón. Quiero girar contigo mientras podamos.

1 comentario:

L dijo...

que hermoso.

Me gustaron mucho tus descripciones.