viernes, mayo 19, 2006

Poemas de Amor



Él bajaba cada tarde con un poema de amor y lo leía
Después se amaban
Un día bajó con las manos vacías.
Permaneció en silencio
Sólo se oía el latir acompasado de sus corazones.
Luego se amaron….

Ella dijo:
Tu poema es el mas bello de todos.
Sin palabras que lo encarcelen.

6 comentarios:

Rodolfo N dijo...

A veces encarcelan las palabras, pero tambien son el prolegòmeno del amor, no es cierto?,Aunque a veces tambièn hay silencios que dicen mas que mil palabras.
Cariños

Darilea dijo...

Un poema de caricias y de besos
hablaron con el desatado amor que los ungia.
Besos Fortunata.
Pd: Ayer alguien me recomendo leerte, y mi sorpresa fue que ya te leía, me alegro de hacerlo.

enfantterrible dijo...

Es hermoso. Es cierto que hay dos tipos de poemas..., los que encarcelan (http://cuervostristes.blogspot.com/2005/05/prisionero.html) y los que no. Los Poemas de Amor en cambio no encarcelan nunca.


Un beso.

mentecato dijo...

A veces las palabras están de más. Entre los enamorados, en ocasiones, el silencio es más significativo que el coloquio.

Lo relaciono con inteligencia, al decir de Aristóteles: 'inteligencia' de 'intus legere' (leer dentro).

Sin el verbo, hay 'un sentir dentro'. Y ese sentir dentro es una hondísima intercomunicación, es decir, un puente construido de corazón a corazón.

Un abrazo.

mentecato dijo...

Acertadísimo, a propósito de "El ciervo", lo que planteas de reverenciar a los animales (son nuestros hermanitos menores). Y el respetar a la naturaleza también deberíamos tenerlo presente...

Felicitaciones por tu iluminada reflexión.

Un abrazo fraternísimo desde la belleza de Chile.

Qymera dijo...

Para los antiguos pensadores, escribir un poema era encarcelar en las palabras escritas algo que debería fluir en la naturaleza, porque de ella era que venía. La palabra es el transeunte que va de un lado al otro del puente, pero a veces ese transeunte no es necesario y sólo basta con ver como palpita el puente al sentirse estrechado por dos corazones que sienten.