viernes, junio 23, 2006

La noche de San Juan



¡Fuego!



!Fuego!



Ardo
Me consumo
En la hoguera del deseo.
Asciende
Me abrasa.
Una llama de amor
Que se aviva con los besos

¡Fuego! … ¡Fuego!

Me incendio
Lentamente
Según la noche avanza
Una quemazón
Tu cuerpo
Es brasa incandescente
Que me agosta.

¡Fuego! ¡Fuego!


Me incinero
Me extingo
En la pira de tus brazos
Se consuma
El ritual
En esta noche mágica
Encantada

¡Fuego! ¡Fuego!


El rocío
La lluvia
De tu esperma fecunda
El verso
La palabra
Brota como flor de agua
En abundancia.

!Fuego! !Fuego! !Fuego!

8 comentarios:

Cicindela Zida'ya dijo...

que deliciosa quemazon!

Rodolfo N dijo...

Que fuego mas bello!
Hermoso, Fortunata.
Cariños

Lila Magritte dijo...

La palabra fecunda en ese estallido que enciende los genes.

TOROSALVAJE dijo...

Espléndido Fortunata, muy bueno todo, te felicito.

Besos.

Halatriste dijo...

Bueno el fuego y el amor purificaron la noche,
FUEGO FUEGO...

Enhorabuena

Marga dijo...

La pasión quema, arde... me gustó la exclamación!!

Qymera dijo...

¡FUEGO!, ¡FUEGO!, ¡FUEGO!, llamen a los bomberos que se quemaaa... Ay mamá, por eso mi tía me decía desde puy pequeñito: cuidado con los besitos que te das con las niñas en la parte de atrás de la escuela, porque así es que empiezan los grandes incendios. Unos meses después de haberme dicho eso se incendio el monte que quedaba para la parte de atrás de la escuela y siempre me quedé pensando: ¿Habrá sido aquello que hicimos (que fue más que un besillo) lo que quemó el monte? Difícil saberlo. Buen texto Fortunata y la seducción de querer arder en esa pira es una constante para todos.

PEREGRINO dijo...

Saludos. Que delicia quemarse por la llama que enloquece a la humanidad. Excelente escrito. Muestras esa pasion que tanto hombres como mujeres nos ahoga hasta el cansancio.Muchas grandiosas imagenes. Tu escrito es pura vida.

Brindo por las cenizas de la pasion correspondida...

PD. y este comentario como una nota alcalce: Aca en Puerto Rico, la Noche de San Juan la celebramos tirandonos de espalda al mar a la media noche.