lunes, junio 05, 2006

Y sin embargo....

No te he visto
Y te reconocería entre las multitudes.

No has posado tus labios en mi piel
Y el sabor de tus besos permanece en mi lengua.

No pronuncias palabras
Y escucho cuanto hablas.

No has entrado en mi casa
Y tu olor permanece en todas las estancias.

No vives cerca de mi ciudad
Y habitas en lo profundo de mi misma

No había música
Y hemos bailado toda la noche


Te conozco desde el principio del tiempo

Nunca te vi
Ni estuve cerca,
Da lo mismo.

Pasé por cada pliegue de tu piel,
Me escondí entre las letras y los versos

Te construí en noches como ésta
En mañanas
Y en sueños.

Fortunata - Colombine

11 comentarios:

Colombine dijo...

te conozco desde el principio del tiempo
nunca te vi
ni estuve cerca ,
da lo mismo.
pasé por cada pliegue de tu piel,
me escondí entre las letras y los versos
te construí en noches como ésta
y en mañanas
y en sueños.

Fortunata dijo...

Colombine...Me encanta tu continuacion del poema.
La voy a añadir con otro color y tu nombre.
Besos

Fortunata dijo...

Bueno creo que el resultado ha quedado muy bien como un dialogo entre los amantes, con los mismos colores que la imagen. Gracias.

Colombine dijo...

Me gustó . Quedó bien . Otra vez podríamos repetirlo . Pero con cuidado, no vayamos a acabar como "los pimpinela".Besos

p.d : el poema grabado en mi post "felicitación" es de lila . yo sólo puse la voz.

Noa- dijo...

Bello dualismo

Saludos

Trini dijo...

...Y te idealicé y te endiosé y así te adoré...

Besos muchos

Darilea dijo...

He tenido esa misma sensación, muchas veces de descubrir y sentir lo que jamás he conocido.
Besitos.

Lila Magritte dijo...

Interesante diálogo poético y fluye como una canción.

Vine a agradecerte los saludos.
Abrazos.

c. dijo...

qué buena combinación... saludos y gracias por ir, c.

Qymera dijo...

Precioso trabajo, intenso y profundo, me hace querer seguir leyéndolas y ser entre ustedes un acento o una mera coma. Un abrazo para las dos, mujeres talentosas que embellecen el camino de la vida con sus palabras que como dulces diamantes iluminan el camino de la existencia en momentos en que la oscuridad del tedio y la monotonía nos acorrala y asedia.

Qymera dijo...

Fortunata, mi amiga querida, el poema colectivo ya comenzó y me entero que has salido de viaje, espero que llegues a tiempo para tu parte. Un abrazo y que tengas un buen viaje y un rejuvenecido regreso.