jueves, noviembre 29, 2007

Besame los ojos


Despacio

No corras

Posa tus labios apenas

Sobre mis párpados cansados

Lee mis días

Lentos

Sosegados

Como lluvia derramada

Las crestas doradas del río de la plata

La fragancia dulce de los tilos

La lluvia malva del jacarandá

El frescor del pasto verde

La tardanza de las horas

El reflejo de la noche sobre el lago

El té amargo quemando la garganta

Las plegarias escritas a la luz de las velas

La mano sucia y tierna de los niños de la calle

La música de un piano descascarillado

La sonrisa del borracho que me abraza

Mi caminar solitario

Mis versos esbozados en la mente

Mi silencio

Y luego bésame la boca

Escanciada

De tus besos

De tu ausencia

Bébeme entera

Sorbo a sorbo

Trago a trago

Esta bella primavera



Imagen: Dante Gabriel Rossetti

10 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

Sería bonito viajar por el mundo buscando una eterna primavera...

Besitos

Colombine dijo...

un tiempo
no hecho de minutos ni horas
una caricia lenta
que no alcanza los límites
un beso blando que no acaba

TOROSALVAJE dijo...

Ohhhh, es bellísimo.

Me gustó mucho. Es muy bueno.

Besos.

Margot dijo...

Se nota que andas bebiendo de cada rincón nuevo, eh?

Besar primaveras, buen deseo de semana...

Mustafa Şenalp dijo...

çok güzel bir site.

Lila Magritte dijo...

mmmmmmmm... qué pasión me envuelve mientras leo estos versos. ¡Bien Fortu!

Bohemia dijo...

que dulces y que agradables esos besitos en los ojos...

besito

Isabel Romana dijo...

Francamente preciosa. Un abrazo, querida amiga.

Rodolfo N dijo...

Precioso y delicado...
Besos

IGNACIO dijo...

El primer verso le hice caso.
Lo leí despacio.
Muy despacio.
Y se aprecia mejor su valía.
Se bebe solo.

Y se queda grabado en la retina.

Más besos.