domingo, enero 20, 2008

FRUTILLAR ( II )

Cae la tarde sobre el lago
Mansa el agua espera
Un niño corre por la arena
Bajo un árbol dos jóvenes se besan
Una gaviota vuela
Un perro ladra
Se agolpan las nubes
Se esconden los volcanes
Tras las sombras
Llega un arco iris
Y se marcha
Se tiñe el cielo de colores

Lo voy llenanado todo de mi
El volcán
El agua
La pradera
Las flores
Las arboles
Las playas
Los tejados
Las calles

Lo voy llenando
De mi
De mis ojos
Mi mirada
De mi respiración
Mi aliento
De mi voz
mis palabras
De mi risa
mi silencio
De mis pensamientos
Mis sueños

Lo voy llenando todo
De mi
De mi nostalgia de ti

Para que cuando vengas
Y
Bebas
Saborees
Huelas
Olfatees
Nades
Camines
Oigas

Te llenes tú también
De mi
De la nostalgia mía




8 comentarios:

Darilea dijo...

Días de azúcar tenemos todos.
Besitos Fortunata.

Margot dijo...

Una buena forma, inmejorabe, de llenarse... hasta desparramar de ser necesario!

un beso, Fortu!

lila dijo...

Llenarse del amor de la naturaleza para después regalar a los otros, dar, siempre dar...

Besos y abrazos a la viajera.

Qymera dijo...

El mundo es una copa en el que nos vertimos, y el otro la boca que, delicada y extasiadamente, nos bebe. Un abrazo mi querida amiga.

MICHELLE dijo...

Dulce, muy dulce...
Me gustò

Therese Bovary dijo...

Preciso, Fortu...
¿Cómo estuvo el vuelo del regreso?
Te echo de menos por acá

Besitos

Sergio Mardones L. dijo...

Bellos versos escritos por una bella dama. Estuve en esas tierras que describes y algo palpé en el aire, en las aguas del lago, en los árboles.
S.

RAFAEL REYES LÓPEZ DE NEIRA dijo...

Hice una foto practicamente igual cuando estuve allí, junto al lago.
Que hermosura Frutillar y su teatro.
Esa nostalgia tuya llenó la mía.
¡¡Que nostalgia de Chile!!
Besos.