lunes, enero 12, 2009

La caja de fósforos



De noche tomo la caja de fósforos.
Uno, sólo uno -Me digo.
Un solo fogonazo.
!Tan sólo uno!

Hago sonar la caja entre mis dedos
!Cada vez mas vacía!
Si la abro y cuento ¿Cuántos quedan?
Sería como saber la fecha de mi muerte.

Trémulos los dedos
Entornados los ojos
Tomo uno y lo palpo y lo huelo
Huele a pólvora virgen, a madera reseca

Puedo perder la cabeza
Al frotarla en la lija desgastada
Entonces el abismo frío
Y el miedo abrumador de las tinieblas.

Mejor lo guardo -Digo
Recuerda la noche en que llovía
Y el fulgor de la llama alumbró
Su cueva en la montaña...

!Mejor olvido y duermo!
Dejo, mejor, el fósforo en su caja
El recuerdo, también, allí lo guardo
Y la esperanza dormida hasta mañana.


.

7 comentarios:

Colombine dijo...

un fósforo:
promesa de la luz

Esther Hhhh dijo...

Me recordó el cuento de Andersen, el de la niña cigarrera....

Un beso enorme, guapa

Rodolfo N dijo...

Que lindo y cuanto deja para pensar...
Recuerdo un tango de Cadícamo que decía:"La luz de un fósforo fue
nuestro amor pasajero.
Duró tan poco... lo sé...
como el fulgor
que da un lucero...
La luz de un fósforo fue,
nada más,
nuestro idilio.
Otra ilusión que se va
del corazón
y que no vuelve más.."

Besos, amiga!!.

Qymera dijo...

A mí me hizo recordar la historia de "Como agua para chocolate" de Laura Esquivel. Ese encender todos los fósforos a la vez en una única y luminiscente intensidad de amor y la muerte súbita que se presenta. Un abrazo, amiga mía. Siempre te recuerdo con mucho cariño.

Margot dijo...

Me gusta el olor a fósforo, al apagar la cerilla, ese olor que se extiende...

Tu poema deja un rastro parecido.

Besos, Fortu.

Darilea dijo...

Precioso. Fósforo luz de esperanza, madera quemada hollín de un sueño.
Besos.

Arlekyn dijo...

Aaaaaah... si te digo que casi muero cuando lo termine me creerias???

Que lindo... ufa!!


Yo conosco a un amigo que ya no teien fosforos... y tambien conosco la historia de un fosforito que tenia la cabeza azul, ya te contare tal historia de un joven escritor Ecuatoriano!

Besos imaginarios...