domingo, enero 04, 2009

La noche del despertar



Has desatado en mi un vendaval que arrasa cuanto encuentra
Corrientes que circulan por la piernas y los brazos
ventoleras en el pecho
Silbidos de aire frío que se clavan como cuchillos en los tímpanos
Un siroco que sopla intempestivo en la cabeza
El mistral, el solano y la galerna
me barren en todas direcciones

Zarandeada por tus manos voy transida
por unos y por otros
Ahora seco y desértico
Ahora frío y húmedo
Ahora soplo con fuerza
Ahora amaino
Y voy
Y vuelo
De tus ojos a tu vientre
De tu lengua a tus costillas
Y te seco y te mojo
y te abraso y te enfrío
Y en este correr de aire atravesando bocas
Penetramos orificios
Subimos a los cielos
Y bajamos al fuego devorador
del centro de la tierra
Para emerger de nuevo
Fundidos como uno
Velero que navega tempestades
Y aguas calmas.


.

10 comentarios:

TROnA dijo...

oyee!!!esto deveria de poner dos rombitos je!!je!!saluditos!!es muy penetrante tu verso ...trona....

ybris dijo...

Deliciosos vendavales.
Placenteros sentimientos de quienes se dejan zarandear por ellos desde todas sus ramas.
O navegan a placer a toda vela.

Besos.

Margot dijo...

Esto es lo que yo llamo un vendaval que merece la pena!!! jeje

Besos y vientos, Fortu.

Darilea dijo...

Precioso poema, sin duda un huracanado sentimiento lo empuja.
Besitos.

TOROSALVAJE dijo...

Que siga el vendaval.
Noche tras noche.

Besos.

cronopio44 dijo...

Vengo de las corrientes de Margot, y fluyo en tus vientos encendidos. ¡Delicias de melena suelta y huella líquida! besos de año nuevo.

Isabel Romana dijo...

Un poema precioso, con mucha intensidad y mucho movimiento, como ese viento con el que te comparas. Creo que es el mejor que te he leído. ¡Buena manera de empezar el año! Un abrazo muy fuerte y la mayor felicidad para tí.

TriniReina dijo...

Un velero mágico y necesario para vivir sin naufragar.

Me encantó el poema y te felicitp por el.

Besos

Esther Hhhh dijo...

Precioso, querida Fortu.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Te felicito por la pasión que te desata, y por las que desatan tus palabras. Un saludo