martes, mayo 09, 2006

QUEDATE

El dijo:

No te vayas, quédate
Esta noche y la siguiente
Deja que beba de tu pozo
que libe el néctar de tus flores
Que duerma abrazado por tus ramas

Ella
Manantial
Río cristalino
Paloma torcaz
Fresa salvaje
Lecho de hojas
Firmamento estrellado

El
Recorrió senderos
Subió montañas
Exploró valles
Dejó su huella
En toda la extensión de su comarca
Nadó de un extremo
A otro extremo de su costa
Buceó en busca de corales
Y sobre la arena blanca
Durmió a cielo raso

Aunque, dos noches no fueron suficientes....

5 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Hermoso hasta no poder más.
Te felicito.

Paulina dijo...

Yo que ella ... Me quedaba :-)
Precioso Fortunata ...
Un beso...

Ratoncilla dijo...

Hermoso viaje de dos amantes , me encanto este poema Fortunata , mucho mucho...

Darilea dijo...

Nunca son suficientes las noches
para el amor...
Besitos Fortunata, que bella tu poesía.

Qymera dijo...

Hay un punto en que el mar, con su brazo de olas, abraza eternamente a la arena y es en ese punto exacto en dónde se gestan las estrellas que vemos flotar después en el océano del cielo y en el corazón.