sábado, noviembre 09, 2013

Despedida


Mientras su padre cerraba la tapa del contenedor con los últimos vestigios de su vida. Ellos  le esperaban impacientes. Antes de acompañarles se volvió hacía él, su mirada inquisidora se le clavó en corazón hasta dejarle seco. Apenas levantó la mano mientras se alejaban. 
Poco después él tomó un avión a Singapur. Nunca más le vio pero supo que antes de morir dijo su nombre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy hermético. Debo darle otra lectura.
Abrazos
D.

இலை Bohemia இலை dijo...

:(