lunes, febrero 13, 2017

Pequeña fábula



— Hola —dijo el ratón a la mariposa.
Uno andaba por la tierra, el otro por el aire.
— ¿Qué cualidad tiene la tierra que no tenga el aire? —preguntó ella.
— La firmeza —respondió el ratón. -¿Y el aire?
— La expansión.
— Entonces ambos hacen una buena combinación. El fuego donde todo se quema y se transforma también es necesario —opinó el árbol que también andaba cerca.
— Y el agua que todo lo disuelve y deja que fluya en la corriente —añadió el pez.
El hombre que estaba sentado debajo del árbol, viendo correr el agua del arroyo, mirando como el ratón corría entre la hierba y la mariposa volaba de flor en flor, dijo: 
— El Éter  es el elemento que los contiene a todos, es sutil y firme, tan inmaterial que apenas se percibe, sólo con una atención fina y sostenida se llega a experimentar. Por eso, contemplad el mundo que os rodea y dejar que los sentidos reposen en todos los elementos hasta experimentarlos en toda su grandeza.
El pájaro que estaba en la rama gorgojeó en señal de aprobación.


Imagen: Kano Eitoku "Pájaros y flores"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hay hombres que son buenos y sabios, pocos pero hay. Tú ilustras un ejemplo.
Besos
D.